domingo, 26 de junio de 2016

¿GIGANTES O ROBOTS? por Sir Royston Devilion*

Leemos  a menudo, los informes de los grandes bloques de piedra que existen en muchas de nuestras antiguas ruinas y desoladas estructuras. A todos nos maravilla cómo el hombre, tan insignificante, logró excavar esos enormes bloques de la roca madre y luego transportarlos a la obra, a veces varios cientos de millas de la cantera. Incluso con los equipos modernos de nuestros  días, tendríamos considerables dificultades para transportarlos y erigirlos en su lugar. Estos enormes monumentos de piedra se encuentran no sólo en un continente, sino en todo el mundo, de Norte a Sur y de Este a Oeste. Todavía estamos encontrando y excavando, poco a poco, ruinas que nos asombran. Pero los arqueólogos insisten en identificar cualquier objeto que  se encuentra, en términos retóricos de la Edad Media como implementos de sacrificios,  o con fines religiosos. ¿Cuándo van a dar el paso adelante y declarar que existe la posibilidad de que pudo haber habido extraterrestres en la Tierra en un pasado oscuro y lejano? En la Edad Media se los habría ridiculizado, o incluso quemados en la hoguera por tales creencias, pero ahora la gente de pensamiento más claro, sabe darse cuenta de que hay otras formas de vida en el universo. Con tantos informes de ovnis y otros fenómenos inexplicables, con muchos testimonios de los aterrizajes, los secuestros y los informes silenciados de fuentes oficiales, ¿no nos preguntamos si, o incluso cuándo, se va a concretar  ese aterrizaje bien publicitado en el centro de Nuevo York o Londres? Los estatutos de la Santa Biblia, sin reserva y con toda claridad dice que "había gigantes en la tierra en aquellos días, y también después de eso...." (Génesis VI, 4). También se ha escrito que unos dos mil de tales "gigantes" estuvieron en la Tierra en ese momento. Durante muchas excavaciones, se han encontrado huesos de ancestros humanos normales que se remonta a varios miles de años, pero nunca han descubierto los huesos de los gigantes "humanos". ¿Podría ser que los "gigantes" de los que se habla, no fueron de carne y hueso, sino robots, creados y utilizados por los "dioses",  para excavar los minerales que requerían y para realizar otras tareas que los seres humanos no podían, como la excavación y transporte de los enormes bloques de piedra, utilizados en las gigantescas estructuras, que fueron dejadas en la antigüedad,  para conmemorar sus visitas a la Tierra? Estos robots, habrían tenido el poder de mover y levantar los enormes pesos y, equipados con láser u otras herramientas de corte sofisticados, podrían haber logrado producir los ajustes de precisión, las articulaciones y los conductos que se encuentran en muchos de los antiguos enclaves. 
Tal vez no hemos encontrado los huesos “gigantes” porque no tenían huesos. Cuando los robots llevaban a cabo, o habían terminado sus tareas, fueron embalados de nuevo en la nave nodriza y regresaron a su planeta natal, de donde vinieron. En la mitología, hay muchas historias de gigantes, de los cuentos de hadas a los relatos antiguos más serios, como la tradición griega, en la que las personas controlaban grandes estatuas de bronce que podían moverse y tomar venganza sobre sus enemigos. Para que este tipo de historias hayan perseverado, tiene que haber en algún lugar algo de verdad. ¿Podrían haber sido estos, los últimos remanentes de robots, dejados en la Tierra?



* Sir Royston Devilion, historiador inglés aficionado.

Nota: Si bien la teoría de Sir Devilion - de la ya desaparecida "Ancient Astronaut Society" y publicada en el boletín Ancient Skies (volume 21, number 6, January-february, 1995)- me parece viable, hoy en día sabemos que sí se han hallado huesos de antiguos seres de una estatura muy superior al humano medio en distintas partes del mundo, y que dichos descubrimientos han sido ocultados al mundo científico y al público en general.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada