domingo, 29 de mayo de 2011

HACIA RUTAS SALVAJES


Hoy es el libro que recomiendo. "Hacia rutas salvajes" de Jon Krakauer, el drama real que inspiró la aclamada película, escrita y dirigida por Sean Penn.
Esta es la historia de un joven de 24 años, Chris MacCandless que, hastiado de la vida mundana llena de hipocresía, con una familia tipo, estadounidense, con aspiraciones materiales, abandonó todo en pos de un sueño: llegar a Alaska haciendo dedo y vivir un tiempo indeterminado en esos parajes, en completa soledad, alimentándose de solo lo que le provería la naturaleza.
Amante de la literatura, sus autores favoritos eran Tolstoi, Thoreau y sobre todo Jack London, cuyos libros releía una y otra vez. Compartía con él, en forma apasionada, la ardiente condena a las sociedades capitalistas.
Regaló todo su dinero, abandonó su coche y despues de meses de increíbles experiencias con los distintos personajes con los que se topaba en su periplo, se internó por fín a vivir una vida en estado salvaje, en las tierras de Alaska. Cuatro meses más tarde, unos cazadores de Alces, encontraron su cuerpo en estado de descomposición. No lo logró del todo.
Su historia ha sido muy criticada y desvalorada por muchas personas, sobre todo las que viven en Alaska. Creo yo, que estas personas solo se detienen en la superflua anécdota de que un joven ingenuo murió en sus bosques sin estar medianamente preparado, sin lograr penetrar en su vida, en conocer sus pensamientos, sin escuchar los relatos de la gente que lo conoció, sin escuchar a su hermana, su más cercana confidente, en definitiva: sin penetrar en su alma.
El autor del libro, Jon Krakauer, por haber sido también un aventurero, encara la historia con un espíritu muy cercano a quienes hacemos este Blog.
Dejo a los lectores la interpretación de una de las últimas frases que escribió Chris en sus papeles antes de morir: "La felicidad solo es real cuando es compartida".

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada