lunes, 29 de septiembre de 2014

UN VIAJE A LO INCAICO Y PREINCAICO CON ERNESTO CABREJO

Publicamos otro artículo de Ernesto Cabrejo. En esta ocasión nos relata un periplo por su Perú natal, que según nuestras averiguaciones, realizó junto a su esposa, el espeleólogo Julio Goyén Aguado y otras personas, para seguir confirmando las enseñanzas que recibió en su niñez de parte de su abuelo (su familia provenía de la estirpe Amauta, los "maestros sabios" del imperio Inka), sobre las humanidades que precedieron a la actual y sus culturas ya perdidas por el paso de los años y por el desconocimiento y la censura de la historia impuesta. 
 Cabrejo, transmitió en sus cuentos y relatos de sus viajes, ciertos conocimientos y lamentablemente una de sus obras fue quemada por orden de él, porque sentía que la humanidad no estaba preparada todavía, para ellos.

HALLAZGO PREHISTÓRICO: LA ENIGMÁTICA PUERTA DE VENUS

 
 Con la humildad característica del hombre amerikano(1) saludo a nuestro "pueblo continente" a quien dedico estos relatos guardados durante cuarenta y cuatro años en el cofre humano de la memoria, rogándole sea paciente, porque indispensable es que le demuestre que tales recuerdos no son creaciones fantásticas, ni menos especulaciones de comerciante o alucinado sino la veraz exposición de algo que conocí en mi niñez y adolescencia y luego analice desde la lejanía, a medida que adquiría conocimientos en esta generosa tierra argentina, donde "Genios" como don Florentino Ameguino y don Florencio de Basaldúa nos dejaron entre innúmeras bases científicas, dos inconmovibles pilares:
a) La denominación y agrupación de "Lenguajes Polisintéticos", el primero y el segundo.
b) La detección de identidad de la raíz man en mena, menes, men, mene, manú, etc., equivalente a ley o reino, en todos los lenguajes de la tierra.
 Así analizados, repito, mis sagrados recuerdos, partimos con mi esposa y confidente, a tierras peruanas -las que me vieron nacer y que minuciosamente recorrí escrutando sus ruinas y vestigios de enormes y remotas civilizaciones- para corroborar mis pasadas vivencias y documentarlas con los actualizados datos aun hoy existentes, sin cuyos comprobantes nuestro mundo civilizado nos juzgaría inadecuadamente.
 Llegamos a Lima, la capital junto al Rimac y allí nos encontramos con parientes y amigos, a quienes en repetidas ocasiones les rogamos que visitaran esos lugares; y así comenzó el recuento:
-"Las inscripciones del Cerro Mulato(2) están tan igual como las dejaste...
-Rakarumi(3) y Kolllushtas(4)...¡los viajeros ni las miran!
-La tumba del Gigante, Kingue o Kinko(5), Chunram(6), Aushawilka(7) igual...!
-Para las grutas del Auki(8), encontré otra entrada...lejos, pero muy hermosa...
-La puerta de entrada al Huascarán(9) quedó sepultada bajo miles de piedra y lodo...
-Malka(10)... (estas eran las primeras ruinas  que pensábamos visitar en nuestro itinerario de noviembre 1979)... igual que siempre, enigmática, pero, como las lluvias han empezado temprano, los caminos de acceso a estas cierras están intransitables...."
 En fin..., me estaban proporcionando los datos que necesitamos para, recién entonces, poder componer nuestro itinerario; por tal motivo, debido a las condiciones climáticas tuvimos que cambiar el rumbo de nuestro viaje virando al Sud y al Oriente.

NASKA, CENTRO DE UNA CULTURA PREINKAICA

Visitamos Naska, sobrevolamos sus 400 km de llanuras sabiamente grabadas, nos entrevistamos con la gentil ingeniera alemana Maria Reiche, eminente fisico-matemática que, semejante a una princesa encantada, se ha convertido en la guardiana de Kumana-Pampa (Pampa de la ley cósmica) dedicando mas de treinta años de su vida al revelamiento y conservación de aquellos extraños mensajes, cuya simbólica señal es El Tridente, su significado: Una cita. Este magnifico grabado está situado a considerable distancia hacia el Oeste de la mencionada planicie, o sea en los acantilados de Pisco, donde pudo admirarlo el ya referido Florencio de Basaldúa.
 Es muy posible que existan a la misma distancia, en los otros tres puntos cardinales, en forma de enorme cruz, mensajes similares quizás más significativos..., ¡pronto lo sabremos!

EN KOSKO, REINO DE LOS INKAS

Luego nos dirigimos al Kosko (el mal llamado Cuzco), visitamos muchos palacios de los inkas e Iglesias Cristianas cuyo interior tanto como sus altares están forrados o recubiertos de oro. Su actual y moderna urbanización, plazas, avenidas, monumentos, alegría, no logran borrar de sus entrañas pétreas las horas de esplendor que le dieron los Pachakutek(11) ni el sacrificio de José Gabriel Condor Kanki y Micaela Bastides, con miles de sus conciudadanos. Al siguiente día visitamos Sacsaywamán(12) (a más o menos 3.500 m de altura sobre el nivel del mar); restos de una construcción ciclópea destruida hace muchos miles de años.
 Pasamos a Kenko (Kin-Kom); Templo destrozado y calcinado... ¿por quién...?
 Luego visitamos Puka-Pukará(13), Tampu-Machay(14), Pisak(15)... desde estas alturas hemos contemplado el Wilcamayu o Rió Sagrado, cuyos valles cultivados enmarcan de verde los tremendos andenes o terrazas que las manos laboriosas de los Uros(16) construyeron en todos los cerros, y, aunque hayan transcurrido miríadas de años que no se laboren, ello no ha impedido que el valle mas hermoso de la tierra perpetúe su nombre: ¡Uru-Bamba!
 Por estos hermosos lugares hemos descendido en tren hasta una especie de muelle (a 1.400 m. s/el n. del m.) y trasbordamos a un vehículo que nos ascendió 1.000 m. (o sea 2.400 m.s/el n. del m.) donde visitamos llenos de admiración el santuario matriarcal preinkaico de Machu-Picchu(17). En otro día de excursión visitamos Ollantay-tampu(18) con el deseo de ubicar en su cima un gigantesco bloque de piedra roja, cuya textura, color y composición química es idéntica alas de los bonetes que ostentan en sus cabezas los Gigantes de la Isla de Pascua; ascendimos por el lado izquierdo de los monumentales escalones que componen los andenes hasta llegar a las puertas "clave" (las que  anteriormente tuvieron bisagras de oro), y, en otro supremo esfuerzo agua pura, cercano a la buscada piedra roja que nos invitaba a descansar en su lomo... ¿Por qué todos los seres humanos que visitan estos lugares, cualquiera sea su grado de cultura o raza, se sienten embelesados por gran felicidad y singular remembranza?
 Llegó el día de nuestro regreso a Lima. Nos levantamos muy temprano para llenar con provecho las seis horas que nos restaban.
-Kosko es como un vientre humano que guarda en sus entrañas las mas insólitas sorpresas para los que algún día tengan la suerte de verlas-decía mi esposa-.
-En parte es debido al celo de sus hijos, tal el episodio de las cuentas del collar del Sargento Mayor Pumakaua, o al del estoicismo de Juan Shuruk, -entre otros- quien dijo: "Prefiero la muerte antes que entregar tesoros que son ajenos", porque sabemos que esos cuantioso tesoros son legados a una humanidad buena, que está por nacer en el planeta, y legados, no por los Inkas sino por una humanidad de cultura superior que existió muy anteriormente aquí, en Amérika, y que dejó, decía, en salones subterráneos bruñidos, los más diversos objetos de oro puro, como: vasos de diversas formas, grabados -que en la época inkaica se utilizaron como implementos de cotidiana vajilla- y placas de más o menos 1.20 por 0.40 m. perforadas unas y grabadas otras, para citar algo de lo mucho y diverso que dejaron.
 El padre Chokehuanka dijo con singular elocuencia al coronar a Bolívar: "Dios quiso de salvajes formar un reino y mandó a Manko Kapak; pecó su raza y vino Pizarro", etc.

ANTE LA PUERTA DE VENUS, PRESENCIA DE LA HUMANIDAD SUPERIOR

 Dialogando por las calles de Kosko y sin pensarlo, nos hallamos frente al majestuoso Templo y convento de Santo Domingo,
el que con sus muros y enorme techumbre oculta al Templo del Sol, cubierto además por una espesa capa de estuco que felizmente los movimientos telúricos lograron remover, como la Divina Providencia ordenara que permaneciera al descubierto.
 Sí, los venerables Padres de la Iglesia se empecinaron en ocultar esta reliquia construida en época muy lejana por una cultura superior a la inkaica -recalco- y que, generosamente empeñada en legar sus conocimientos científicos ante la inminencia de una catástrofe- ya acontecida- ciclópea, plasmó sus principios en metales nobles y en construcciones ciclópeas de enormes e indestructibles bloque se piedra que parecen troquelados y cuyas caras irregulares y diferentes entre sí cuentan hasta catorce ángulos. Todas estas maravillosas piedras están perfectamente ensambladas unas con otras, muchísimas de ellas perforadas por ramales de distintos diámetros (como se puede observar claramente en las fotografías recientemente tomadas), conexiones que se entrecruzan o se continúan por el edificio, seguramente para que cables de k'orikalke(19)  transporten... ¿qué clase de energía? Gran enigma.
 Al atravesar los amplios patios del convento, encontramos obreros limpiando los escombros de estuco y ademas haciendo renovaciones a profundidad, de donde extraían hermosas piedras de gran tamaño y perforadas, sin interesarles en lo mas mínimo-como sus antecesores hispanos- su inconsciente destrucción. También hallamos un Guía "muy caballero", muy atento, muy culto -hablaba cinco idiomas y sabe lo que la historia se obstina en hacernos comprender...- que nos muestra la entrada clausurada del "K'ori-Kancha"(20) luego un Salón o Capilla de la Luna, otro, del Trueno, del Arco Iris y el de las Estrellas, en el cual hallamos la enigmática Puerta de Venus, un rarísimo ingenio, mutilado en parte. 

 En este salón, dice el Guía, se practicaban rituales. Había muchos ídolos, los que se amarraban a esos agujeros...(palabras muy utilizadas por estos hospitalarios hombres, en todas las ruinas, pero que son semejantes a monedas fuera de uso) refiriéndose a las perforaciones de la Puerta de Venus o mutilado ingenio.
 Imaginense qué hermosos instrumentos científicos de oro habría en esas cavidades que le llaman hornacinas, que junto con cantidades de conductores o alambres del mismo metal fueron fundidos por la terrible codicia...!
 Nos preguntamos: ¿por qué tanta minuciosidad en perforar a distintos diámetros, semejando un ritmo elemental; esos enormes bloques de piedra que en indescriptible armonía forman los muros del Templo del Sol?
 ¿Por qué su orientación tan exacta...?

 ¿Por qué  extrajeron el agua de profundidades, por canales pétreos si mas fácil era conducirla desde los arroyos?
 Todas preguntas que quedan en el espacio y el tiempo. Enigmas para desentrañar yendo más atrás de la cultura inkaica.
 Saben, apreciados lectores, los hispanos hallaron muchos "ídolos" "habladores" de oro(21) en sus Templos(22). "Estos son ídolos animados por los demonios", dijeron ellos, y los fundían para aumentar los caudales que enviaban a su rey...!
Volveremos a estar en contacto con ustedes, en nuevo encuentro a través de CUARTA DIMENSIÓN que está en las tinieblas del tiempo.

NOTAS

(1) Nombre propio de nuestro continente y no derivado de Alberico Vespucio (el mal llamado Américo Vespucio)
(2) Americanismo
(3) Sexo de piedra
(4) Nalgas desnudas
(5) Gigante
(6) Doblado
(7) Nieto (uno de los siete significados de esta palabra)
(8) Espíritu
(9) Pájaro rojo
(10) Tierna
(11) El que transmuta el mal en bién
(12) Halcón harapiento
(13) Fortaleza roja
(14) Grutas en el Templo
(15) Onomatopeíco
(16) Raza prehistórica
(17) Viejo cerro
(18) Templo de Ollantay
(19) Cobre inoxidable
(20) Museo de Oro
(21) Rimak
(22) Tampu

 Agradecemos al investigador Javier Stagnaro por cedernos este artículo publicado en la revista Cuarta Dimensión, anuario 1980

 Más cuentos de Ernesto Cabrejo
http://elsurdelgrantriangulo-pablo.blogspot.com.ar/search/label/ERNESTO%20CABREJO

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada