martes, 8 de noviembre de 2022

CONFERENCIA DE JULIO GOYÉN AGUADO (1971)

 

Un 7 de noviembre de 1999 fallecía en un trágico accidente automovilístico el espeleólogo vasco-argentino Julio Goyén Aguado y, aunque nos gusta más recordar los natalicios en lugar de los fallecimientos, lo haremos, demostrando nuestra infinita admiración por este personaje singular, en la recuperación de una crónica hecha por un diario de la época y del lugar. Vaya nuesto gran agradecimiento al amigo investigador Javier Stagnaro, quien nos facilitó este precioso material.

LA VOZ DEL PUEBLO

Tres Arroyos, Domingo 27 de Junio de 1971

 La Conferencia del Espeleólogo Julio Goyen Aguado resultó muy Interesante

Mucho interés suscitó le conferencia pronunciada ayer en el local de la Biblioteca Pública Sarmiento por el espeleólogo Julio Goyén Aguado, presidente del Centro Argentino de Espeleología, la cual había sido organizada por la subcomisión del Museo "José A. Mulazzi", con el auspicio de la Dirección Municipal de Cultura. El orador se refirió el tema "El mundo subterráneo que se extiende por debajo de la cordillera de Los Andes". La disertación fue ilustrada con la proyeccion de una película y diapositivas en colores.

 El acto, que contó, entre otras autoridades, con la presencia del intendente municipal, doctor Oriente Blas Calabrese, y del secretario de Obras y Servicios Públicos de la comuna, Ingeniero Carlos Hugo Aprile, fue abierto por el señor Miguel H. Cacellas, curador arqueólogo y miembro del museo “José A. Mulazzi”, quien procedió a la presentación de Goyén Aguado. Este agradeció primeramente las atenciones recibidas durante su visita en nuestra ciudad, para pasar luego a la proyección de una película ilustrativa sobre las expediciones realizadas, conjuntamente con el doctor Romanelli, secretario del Centro Argentino de Espeleología, también allí presente, y el señor Juan Moricz, húngaro nacionalizado argentino, quien financió la empresa, en tierras peruanas y ecuatorianas.

 En el film se pudieron apreciar vistas de la región -por ejemplo del volcán Chimborazo en Ecuador, las cumbres máximas cordilleranas, zonas selváticas, el valle de Quito, ríos formados por los deshielos, etc.-, explicando asimismo Goyén Aguado, las dificultades sufridas durante la travesía de la selva para llegar a la boca de las cavernas buscadas, las que se prolongaron por un mes, aproximadamente, perdiendo en la misma los integrantes del grupo "15 kilogramos de peso”;  la trayectoria fue cubierta en distintos elementos, avionetas, balsas, y a pie en gran parte.

 Aportó también datos sobre la forma de vida de los 350.000 jíbaros existentes en la zona, quienes les prestaron valiosa colaboración.

 Luego procedió a exhibir diapositivas, sobre la parte específica de la charla, es decir, los descubrimientos realizados en la exploración que efectuaron a lo largo de 6 kilómetros, en las profundidades de una caverna subterránea andina.

  Indicó Goyen Aguado que cuando le comunicaron la existencia de un túnel infinito, por debajo del contrafuerte andino, pensó que era una nueva forma de engaño, de la que se quería hacer objeto a los argentinos, pero al enterarse de una frase pronunciada por un cacique jíbaro: “es hora de que el mundo tenga conocimiento de la existencia de un mundo subterifineo americano”, lo impulsó a trasladarse al lugar indicado para verificar la veracidad de la información.

 Remarcó una serie de detalles y experiencias técnicas, lo que se puede resumir de la siguiente forma:

 Supuestamente existe por debajo de toda la cordillera de Los Andes, y a una profundidad de más o menos 70 metros, un túnel que  constituiría un verdadero mundo subterráneo. La existencia de mismo se habría producido por cataclismos producidos en épocas remotas, los cuales abrieron fisuras en la corteza terrestre; por problemas en la superficie terrena, la civilización entonces existente, de la cual no se tiene el más mínimo Indicio, buscó refugio en las mismas, dotándolas de un elevado confort, lo que hace pensar de un alto desarrollo tecnológico de esos seres. Una prueba de que existían lo da el hecho de que Pizarro, al arribar a Tumbes, persiguió a unos 20.000 habitantes del lugar hasta la ciudad de Santa Elena, coincidente con la entrada a las cavernas, en la cual los citados seres desaparecieron. A la casualidad no se le podría achacar el hecho. Goyén Aguado recorrió 5 kilómetros de las galerías, que son varias con una central de 70 u 80 metros, las cuales poseen una temperatura que oscila en los 22 grados. En las mismas, naturales y artificiales, no había luz natural, lo que impidió a los expedicionarios avanzar más adelante, pudiéndose encontrar todo tipo de metales, esculturas y pictografías en las paredes, herramientas metálicas, etc. El suelo poseía residuos de una altura de 1,50 metros, con una distancia de 3 metros desde su capa superficial hasta el techo, lo que da una idea de una estatura normal de los habitantes que las construyeron. Se observan asimismo, estalagmitas de 2 metros de alto, cuyo trabajo natural de formación demanda alrededor 1.000.000 de años. Se encuentran también formaciones graníticas.

 Todo lo indicado constituye una hipótesis de la existencia de un túnel a lo largo de Los Andes americanos, formado naturalmente, pero acondicionado con seres técnicamente adelantados y de los cuales no se tiene conocimiento por el presente. Según leyendas jíbaras, ellos lo recorren de generación en generanción, existiendo otras bocas de entrada que facilitan su acceso. Por medio de los citados indígenas, cuyas tribus analizaba, tuvo conocimiento del hecho el señor Moricz, quien lo puso en conocimiento de Goyén Aguado.

 Señaló el explorador que se han realizado dos expediciones, y en la actualidad se continúa explorando, pero ningún material, a no ser películas, fotos y diapositivas, ha sido sacado al mundo exterior, lo que no permite una definición científica por el momento. Sólo eso podrá ser posible en 1972, cuando convergan en el lugar de los hallazgos, una comisión investigadora internacional.

 Indicó Goyén  Aguado, en otro orden de cosas, que durante 1969, presentó un informe al entonces presidente Onganía, quien prometió estudiar el asunto, mostrando interés en ello, pero hasta el presente no ha recibido contestación sobre una solicitud de su parte para que el estado avale una expedición de estudio formada por investigadores argentinos.

 En suma, algo que es tema de nunca acabar. Goyén Aguado expuso una serie de revelaciones verdaderamente importantes. El tiempo dará la ultima palabra.




martes, 6 de septiembre de 2022

CONFESIONES DE UN ESPELEÓLOGO. POR GUSTAVO CAVALLO

 

En el grupo que participé, y que Julio Goyen Aguado(1) lideraba y formó, él supo juntar en el CAE (Centro Argentino de Espeleología)(2),  una cantidad de excelentes  profesionales y técnicos con experiencias científicas en ciencias que él aplicó para beneficio del trabajo espeleológico. También nos influyó con sus experiencias e incentivó, como buen empresario que era. Su perfil carismático operó de muy diversas formas en cada quien que fue participando del Centro.

Allí, luego de conocernos y compartir aprendizajes nuevos, cada uno adquirió variados intereses y, en forma natural, fueron tomando todos caminos hacia lugares elegidos. Nuevas experiencias, nuevos aprendizajes.

Ocurrió algo que en pocos lugares sucede: la sorpresa ante el descubrimiento del encuentro con las cavernas, dando lugar a complejos y simples encuentros consigo mismo. Muchos notables y originales caminos nunca antes transitados.

  El vasco era una persona carismática y con un poder de vinculación dentro de la sociedad porteña muy bien posicionada. Sus amigos provenían de todos los órdenes de la cultura y la sociedad en general. 

Julio Goyén Aguado y Gustavo Cavallo en Capilla del Monte, Córdoba. (foto archivo G. Cavallo)


    Para la diversidad de personajes que conformaban el CAE, esto daba una plataforma para desarrollarse en cada especialidad o profesión que las expediciones propuestas hicieran falta. El aporte voluntario de cada trabajo espeleologico, logístico, etc.,  daba un valor al compañerismo y la unión del grupo. Así me tocó observar que cada uno fue adquiriendo a través de los años una característica personal volcada al desarrollo de valores interiores. 

El vasco poseía una paleta de personajes vinculados a diversas culturas espirituales y las cuales las compartía y motivaba al acercamiento a cada una de ellas. Él en si mismo mostraba una inusual inquietud por diversas culturas y misterios de la antigüedad. Poco a poco cada uno fue conociendolas.

  Esto llevo a que algunos siempre dudarán de las experiencias contadas por el vasco, y otros continuaran investigandolas. En el caso específico del grupo creado para ir a Perú, con Ernesto Cabrejo(3), a cuyo viaje no fui, pero sí participe de todo lo relacionado con él, salvo a las reuniones secretas con Cabrejo. Él los preparó para que espiritualmente tuviesen algún conocimiento de los miles que Don Ernesto sabía. Julio preparó el entrenamiento físico-logístico . Todos participamos de esos entrenamientos. Ellos partieron con muchas dudas y espectativas, sabiendo que luego en el lugar les serían revelados algunos secretos allí ocultos. Más tarde, al regresar el grupo, supe que las cosas no habían resuelto las espectativas de nadie. Incluso que hubo un requerimiento, el cual Julio no quiso cumplir en el lugar; algo relacionado con una ceremonia para acceder a otra etapa. Al parecer esto frustró toda siguiente evolución en un sentido más profundo. Ocurrió en Marcahuasi. 

 

Ernesto Cabrejo (cortesía familia Cabrejo)

 Luego de esto, el grupo siguió funcionando en  torno a las cuestiones espeleológicas. Para mí hubo un viaje que sí me reveló esas cuestiones misteriosas que conocía Cabrejo. Yo continué con varias líneas de aprendizaje, visitándolo durante un año a su casa, recibiendo mucha información y hablando de diversos temas misteriosos e interesantes que solo él sabía. Así fue hasta que él decidió ir a visitar al "Taitita" Escudero, "el Gigante" .  Ese ser antediluviano y de una vida longeva, vivía cerca de ocho siglos, o más. Este ser es un ser que solo podían contactar elegidos. El ser durante algunos siglos, posteriores al cataclismo, según me contará Cabrejo, había vivido en condiciones salvajes, comiendo humanos. Esto ocurrió hasta que fue reeducado y acondicionado por otros seres superiores que le dieron una tarea especial. Él era un entrenador de algunos humanos, que podrían entender y captar cuál era el orden Universal. Antes, el gigante, no podía acercarse a los seres humanos ya que las emanaciones glandulares de estos despertaban su apetito voráz. Aparentemente este vivía en la selva, en lugares intraterrenos. A veces también se aparecía en lugares públicos. Poseía poderes telepáticos y de bilocacion. Podía ver a increíbles distancias, miles de kilómetros, hechos o sucesos que ocurrían en otros lugares. Al regresar Ernesto de su viaje,  ya sabía le quedaban unos pocos meses de vida. Así lo supe luego por los dichos de Edith, su esposa,  quien siempre lo acompañó, cuando lo visité, en su departamento de Once, en Capital Federal.

 

 Por eso es que quizás el grupo de viajeros que acompañaran a Ernesto a Perú, no volvieron a visitarlo ni a interactuar con sus conocimientos. 

 Ricardo Barroca era un asiduo visitante del Centro, pero no participaba regularmente de las expediciones; si visitó algunas veces, pocas, a Ernesto.

  Fui un testigo periférico del malogrado viaje de investigación de los misterios de Perú, pero si vi esos detalles que dieron una sintomatología que muchos años más tarde, darían una perspectiva distinta del resto de esos participantes. Ellos, eran varios, profesionales de distintas disciplinas, personas correctas, buenas, de buen corazón. Tenían muchas espectativas y eran muy cerebrales.

 A los fines prácticos de Cabrejo quizás demasiado cerebrales, muy cientificistas.

G. Cavallo, J. Goyén Aguado y el Dr Muller en Machu Pichu, Perú (archivo G. Cavallo)
.

 Pasados unos 35 años volví a reencontrarme con ellos. Cuando nos conocimos vi que algunos habían iniciado caminos de autoconocimiento como Milillo Peletier, quien junto a Pisano, concurrirán a la escuela de Mashelajovic de estudios de Gurdgieff o el contador Eduardo Vigo, quien estudió profundamente al Swami Vijoiananda, a través de su discípulo el Sr Esteban Morgado; este fue también compañero de Julio, en su etapa de devoción por el culto de la Rama Krishna Misión de Gaspar Campos, en Bella Vista. También visité y me instrui con él, incluso viajando a El Bolsón, dónde  residió hasta su muerte Don Morgado.

Esto ocurrió en la década del ‘80. A fines de esa década emigré al interior del país poniendo 1600 km de este pasado de misterios expediciones y aventuras. 

En 2016 regresé a Bs. As., y, un tiempo después, volví a verlos, reuniéndonos a cenar en El Obrero (bodegón de la ciudad de La Boca).

  Aún tenía fresco los hechos que dieran sentido a muchos interrogantes de mí juventud. Cuando comencé a investigarlos, solo quería encontrar un ciudad subterránea e irme a vivir allí y no regresar nunca. A través de las experiencias pude capitalizar muchas enseñanzas y aprendizajes que me hicieron comprender lo importante del conocimiento interno que había en mí. Lo importante que fue para muchos estás experiencias en diversos sentidos. Mí visión de los hechos como testigo de los fenomenos descriptos por Cabrejo, me dieron pautas suficientes para creer en él y sus relatos.

  En mí primer viaje comprobé la existencia en Perú de un ser de los denominados Uros, el cual Julio nos llevó a encontrar por indicaciones de Ernesto. Fue allí que mí mente hizo un "inside";  también visité el museo Larco Herrera, viendo un mundo totalmente distinto del narrado por la historia colonial.

 

Museo Larco Herrera (Lima, Perú). Foto G. Cavallo

  Pude comprobar que hace 800 o más años, existían los encuentros multiculturales entre chinos, egipcios, americanos y peruanos-incas. También Dick Edgard Ibarra Grasso(4), nos  había enseñado arqueología y sus explicaciones completaron por derribar la conceptualización clásica.

  Cuando nos juntamos con el antiguo grupo del CAE, fue un viaje al futuro, en un instante todo aquello que conocí, viví y mis experiencias, eran historia. El vasco había fallecido unos años atrás. Todo y todos eran diferentes, algunos habían fallecido, otros con alzheimer; algunas ausencias dejaban las historias truncas. Los sobrevivientes del grupo del Perú, del viaje en busca de los misterios, hablaban de eso como algo poco interesante, o una aventura turística, otros, creían que el vasco estaba un poco loco, y que solo habían participado por los viajes. Evidentemente sus puestos de importancia empresarial ya habían tapado esas experiencias extrañas de la juventud. No habían continuado buscando resolver ninguno de los tantos misterios que había planteado el Vasco.Todo era como una ilusión fantástica que solo fuera vivida en un instante por mí. Ya no había así nadie que contara estás o aquellas experiencias y las mías aunque pobres, eran auténticas, veraces, pese a las de mis ex compañeros aferrados a sus presentes. Luego de la cena me fui como quien volvió a una dimensión equivocada, un tiempo donde en las mentes de algunos, las cosas dejaron de ser las compartidas.

Gustavo Cavallo con miembros del CAE en una expedición a la Caverna de Las Brujas (Mendoza). Archivo G. Cavallo

Pablo Basterrechea en companía de Gustavo Cavallo


(1) Espeleólogo de origen vasco, conocido por su relación con el misterio de las cavernas de los Tayos y por ser pionero en la espeleologia argentina, amén de muchas investigaciones dentro de lo que se consideraba Realismo Fantástico.

 (2) Con sede en un primer piso de Avenida de Mayo al 600, Buenos Aires (Capital Federal).

 (3) Peruano, desciente de estirpe Amauta, con profundos conocimientos de la historia y culturas latinoamericanas.

(4) Prestigioso antropólogo argentino, conocido por su teoría de "difucionismo"

viernes, 21 de enero de 2022

LA PAMPA, TIERRA DE OVNIS. ENTREVISTA A QUIQUE MARIO.

 A Quique le llamó la atención el título del blog, y ese fue el punto de partida para empezar a charlar inicialmente de Don Pedro Romaniuk y una misión que le encargó:

... me acuerdo que él me habló de una cueva en Salta y que vaya a ver a un ermitaño... y le digo: ¿qué, es un tipo viejo cómo vos?....¿Y por qué tengo que ir yo?... si tenés un montón de alcahuetes alrededor tuyo, que les decís que se tiren de cabeza a un pozo, se van a tirar... yo no soy de esos. Y me dice:¡Porque vos sos tan loco como yo!

Pero yo, a pesar de la diferencia de edad con Pedro, me le plantaba y discutía un montón de cosas con las que no estaba de acuerdo, y él me respetaba eso, porque yo fundamentaba y no podía creer y afirmar solo porque él me lo decía...además él sabía que yo he andado mucho en la montaña, caminando... he hablado con los mapuches en poblaciones que tienen poco contacto con la gente de las ciudades y, a nivel antrolológico,  me han dicho cosas muy interesantes.

De hecho la novela de ficción que hice, llamada Rankelia, el nombre, es en honor a los ranqueles de La Pampa. Y el tema de la cueva o grieta... se veian salir seres de baja estatura (un metro cuarenta)... ahí había caido una antena de telefónica y, por alguna razón (según Pedro), ni se habían molestado en rescatarla, con la fortuna que salía...  Decidieron poner otra en otro lugar. había cosas muy extrañas y por eso él quería que vaya;  el ermitaño me iba a guiar...



INICIOS 

De niño me llamaba la atención, cuando acompañaba a mi mamá o abuela a alguna despensa o carnicería del barrio, escuchar las historias de las personas que venían del campo. Relatos  con toda naturalidad: ¡anoche vimos un plato volador! ¡anoche bajó un plato volador!, ¡la semana pasada pasaron dos platos voladores! Esto me impactaba, no tenía referencias de ningún tipo, solamente lo que ellos contaban.

 Yo, con esos relatos, me imaginaba lo qué era un "plato volador" (un plato sopero invertido) y ahí empezó mi busqueda; tratar de entender algo, que evidentemente estaba en los campos de acá, y qué función cumplía. Mi abuela advirtió eso y, de alguna manera,  se convirtió en mi apoyo. Ella, en una oportunidad, vio en una revista la foto de un plato volador fotogarfiado en Brasil, la compró y me la regaló; y ese fue mi primer tesoro; y así sigue mi busqueda sin fin...

 QUIQUE Y LA ACTUALIDAD

A pesar de la pandemia, un poco he viajado. Mi idea es invitar, que venga gente para llevarlos a lugares asombrosos en los que además van a poder llegar a tener alguna experencia famtástica. No tiene nada que ver con el turismo, es compartir con gente que tenga un enfoque serio y trate de aprender. 

Estuve haciendo un mapa, una ruta. 

 Meterse en zonas de La Pampa profunda y, de pronto, hablar mano a mano con tipos que han tenido experiencias, no es lo mismo a que lo cuente yo o que lo leas o lo veas en un canal de tv el día de mañana.

 Tengo gran cantidad de historias que no se han hecho públicas por reserva, no quiero que venga el sensacionalismo atrás de todo esto. Insisto: que venga gente con ganas de aprender y poder estar en contacto directo con los protagonistas. 

UNA EXPERIENCIA PERSONAL

En el año 1999 tuve una experiencia. Una noche de pleno invierno... lloviznava...  un frío tremendo... empecé a caminar en el campo, a acercarme a una aparato gigantezco muy cerca del piso. Le había hecho tres golpes de luz y el objeto aumentaba su intensidad la misma cantidad de veces, si lo hacía una vez, una vez, lo que me demostó que estaba recibiendo una respuesta inteligente. Eramos cinco, tres fuimos al encuentro, habremos recorrido unos trescientos metros y se nos aparece un segundo objeto a nuestra derecha y se posa a 80 grados de nuestar posición, debajo de la tormenta... era como un tubo fluorescente. Le saqué dos fotografías pero salieron dos luces rojas mientras otra cámara estaba concentrada en el gigantezco objeto que teníamos enfrente.

 Esa luz se apagó...  avanzamos un poco más, llegando a un alambrado y, del otro lado,  comenzaba una laguna y no teníamos bote para atravesarla para acercarnos más al objeto. Tenemos como una hora y media de filmación. 

 Cazadores también han tenido experiencias de ese tipo, les hacen señas con sus luces y estos objetos se les vienen encima. Una de las experiencias más recientes y más impactante, es la de unas personas que estaban cazando vizcachas en el oeste profundo y,  de pronto, el que manejaba el reflector, alumbró, y todos vieron (eran tres) que se venian acercando, corriendo, un montón de "enanos" (más de siete) según la referencia de la vegetación, a la camioneta. Largaron todo y se fueron lo más rápido posible.

 En el Oste profundo de la provincia, donde ya no hay rutas sino caminos de tierra, nos podemos encontrar con "la Casilla"; es un vagón que pasa donde no hay vía ni luz eléctrica  (no hay nada), volando a baja altura,  y se remonta haca el espacio o se queda parada horas.

En una ocasión, cuando llego al pueblo Algarrobo del Aguila, unos policias me dicen: ¡te hubieras venido anoche!,  vimos lo que parecía un campamento petrolero, con una cantidad de luces anaranjadas, algunas altas otras más abajo, ¡tremendo!. Lo vieron con los prismáticos (eran tres policias). No quisieron cercarse.

Ovni fotografiado en Santa Rosa (proporcionada por Quique Mario)


 LA PAMPA SUBTERRÁNEA

Hay un gran corredor subterráneo que atraviesa hacia la cordillera, a ciento treinta kilómetros al sur de Santa Rosa. Esto me lo dijo también Pedro Romaniuk en 1980. Dijo que se iba a partir el sur del continente americano e iba a quedar el "Sur del gran triángulo" porque hay un tremendo río subterráneo y ahí podría haber una falla geológica.

 Publicamos un mapa tambien, sobre el cinturón de impactos meteoríticos que precisamente atraviesan La Pampa hacia la cordillera y emerge en la parte norte de Chile. Esto no es descabellado y, sería importante, que los científicos se despojen de algunas ataduras y tengan la amplitud para admitir ciertas posibilidades que parecen muy locas.

Objeto levantando vuelo en las sierras de Lihue Calel, 2021 (proporcionada por Quique Mario)


-¿Luego de tantos años de investigación, cuál o cuáles son tus teorías que puedan acercarse a la explicación el fenómeno?

Parto de la base admitiendo la existencia no de una, sino de, posiblemente, varias "especies", por decirlo de alguna manera, o de seres que vienen de distintos lugares del universo. Agunos pasan una vez, diez veces y no vuelven más, y "utilizan" este lugar. Nosotros somos como una referncia, un punto azul en el univerzo. Algunos interactuan, por eso hay tantas abducciones (más de las que suponemos); de hecho tengo publicadas cuatro o cinco, que son las clasicas que han ocurrido acá en La Pampa pero tengo más del doble que no han sido hechas públicas, y me llaman mucho la atención.

 Insisto que vienen de distintos lugares porque otros extraen tejidos blandos a los animales. Son de otros mundos o de otras dimensiones. Además de mutilar animales, se llevan el agua de los tanques australianos que, además de usarla como nosotros, descomponiendola pueden utilizarla como combustible,  un medio de propulsión.

 También tengo claro que no vienen a ayudarnos, sí a estudiarnos; tampoco a someternos (por la tecnología que tienen, ya lo hubieran hecho). 



LAS MISTERIOSAS MUTILACIONES DEl GANADO

Nosotros, en esta region, entre el 2002/03, tuvimos más de 1500 animales mutilados. Lo que sí sé, es que es tecnología no terrestre. Esto quedó demostrado en la conclución de los estudios realizados por la Facultad de Veterinaria de la Universidad Nacional de La Pampa; el doctor jorge Dubarry, uno de los responsables de los equipos técnicos que trabajaron en esto, me confirmó, y es algo que no tuvo trascendencia, que los cortes realizados a 38 animales, estudiados en el laboratorio, eran mecánicos, producidos por un elemento de origen desconocido, no es tecnología que se maneje acá.

 Con eso se dio por tierra con la ridícula teoría que había ensayado el SENASA (Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria) con la Universidad de Tandil, sobre el ratón rojiso hocicudo, una especie que ni siquiera podría sobrevivir en el oeste de La Pampa, donde las temperaturas alcanzan los 20 grados bajo cero en invierno.

Si hubiese sido así, lo más lógico es que el SENASA hubiera organizado una campaña de eliminación de los ratones,  cosa que no se hizo.

 Hay un detalle que es muy importante: nosotros estamos evaluando con un veterinario de la Universidad de La Pampa, porque entendemos que queda en la zona donde aparecen los animales mutilados (es muy posible que se los lleven y luego los traigan), una energía totalmente desconocida (nociva) que es la que evita que se acerquen los animales carroñeros, animales de corral, perros o caballos. Hay gente que estuvo muy en contacto con todo esto y han tenido problemas de salud.

 También hubieron mutilaciones donde los animales aparecieron muertos y mutilados y al día siguiente con nuevas mutilaciones, lo que significa que los mutiladores a la noche siguiente,  volvieron y siguieron extrayendo piezas que son en realidad tejidos blandos, que sirven, según los veterinarios, para hacer estudios genéticos.

  Por eso, por precaución, hay que proveerles a los policias y a los baqueanos que andan en el campo, los minimos elementos como guantes. Se convocó en dos campos, a gente de La Comisión Nacional de Energia Atómica; midieron,  pero radioctividad no había. Faltó saber si había otro tipo de radiación.

 Vamos a hacer un informe para que se tomen precauciones. Esto es serio.

  ¿Por qué tantos casos en simultaneo en el 2002?... no lo se. Hablé con investigadores de Estados Unidos y Puerto Rico, y ellos me dijeron que las mutilaciones se producían cada tantos años;  unos me dijeron cada siete y otros cada once. En realidad, nunca se repitieron en gran cantidad pero nunca se cortaron.

 Desde el 2002 a la fecha tenemos entre dos y doce animales por mes, y no importa la época del año,  con mutilaciones.

 ¿Por qué  extraterrestre?... lo mio no es una improvización... hemos encontrado algunos animales arriba de las plantas, los han depositado en un lugar equivocado o arriba de un alambrado. Se encontraron  animales de pedigree, estando en un cuadro bajo llave, en el cuadro del vecino también bajo llave, con mutilaciones.

 Pero además,  yo aprendí que unt estigo calificado no es solo el que tiene un cúmulo de estudios sino también un hombre analfabeto que nunca vio televisión y vive en el oeste profundo y, que cuando le pregunté sobre mutilaciones de animales me dijo: "la vaca se la lleva el plato volador arriba de la barda, le sacan la sangre y después la traen y la dejan acá cerca de la casa"...."ayá arriba de la barda, saben andar hasta tres platos voladores y, a veces, se llevan una vaca y la traen sin carne".

 Esto fortalece mi teoría de que una gran cantidad de mutilaciones son producidas por entidades extraterrestres.  





Fotos donde se encuentra Pablo Basterrechea, cuando realizaba un curso de supervivencia con personal de Fuerza Aérea en Septiembre del 2008, en los bosques de Ezeiza (Buenos Aires)

 LA  OVNILOGIA  ARGENTINA  EN LA  ACTUALIDAD

 No deja de ser un reflejo de lo que es nuestro pais, pero no solo a nivel político, de lo que es el mundo.

 Hoy en día he sido protagonista de algunos desencuentros con algunos personajes con los que hemos compartido una amistad, un montón de encuentros.

Es como que privara a ver quién tiene un poco más información, quién sabe un poco más o tiene una primicia, y, como en lo particular me tiene sin cuidado, no me hago problema, no compito con nadie.

 Simplemente puedo hablar de mi trabajo. Me llama mucho la atención y me entristece, que haya gente que pretende generar un circo con todo esto.

En los medios que hay hoy en día, han surgido unos especuladores llamados Youtubers que no investigan nada, simplemente buscan "likes",  a ver si pueden tener más seguidores. Han prostituído de alguna manera, un montón de casos que quieren "reconstruir" de forma fraudulenta.

 Es muy triste ver que en esta jugada se prenden investigadores que de pronto teníamos cierta imagen, y se molestan si de pronto uno dice algo, es como si uno tendría que pedir permiso...

 Me han hackeado, vilipendiado; he tenido que hacer denuncias en Facebook... Y sin embargo tuve el honor de recibir en el mes de Diciembre, felicitaciones no solamente de la ONU sino también del Capitolio, en un artículo que me envió una periodista de allí, que tiene más de 32 millones de seguidores en Telegram. Puso mi nombre en su crónica, por la actividad del Centro Ufo de La Pampa, ignota provincia de la Patagonia. que fue tenida en cuenta para la confección de la primera enmienda del senado de los Estados Unidos.

 La verdad no es de nadie, todos tenemos una porción. El día que nos despojemos de los egos, de la envidia, de las taradeces y juntemos los pedacitos de la verdad, recién vamos a entender el fenómeno Ovni; sino pareciera que nosotros y nuestras actitudes son más importantes que el fenómeno. Tenemos que crecer mucho. Todo esto habla de nuestra pobreza como seres humanos y tenemos que convivvir con esto sin que nos afecte.

 

Fotografía tomada en El Bolsón; 2021 (proporcionada por Quique Mario)

martes, 21 de diciembre de 2021

LEYENDA DEL ISLOTE DE BENIDORM

En el año 2002 visité  Benidorm (Alicante, España), donde pude observar su famoso y misterioso islote (una extención de 7 hectáreas y una altitud máxima de 73 metros). 

El autor en Benidorm

El autor en Benidorm



Por supuesto que me interesé en  sus variadas leyendas, y, la que más me gustó (¡como siempre!), fue la del gigante:
 La leyenda cuenta que hace mucho tiempo, el Puig Campana (una montaña de 1.406 metros situada al norte-noroeste de Benidorm y a poca distancia de este) estaba habitada por un gigante llamado Roldán que se enamoró de una joven del pueblo del Finestrat. 
 La joven cae enferma y un mago anuncia que morirá con el último rayo de sol. En su  desesperación, el gigante destroza un trozo de la montaña para que el sol ilumine durante un poco más de tiempo a su amada. Según la leyenda, este trozo de montaña es la actual isla de Benidorm.

Islote de Benidorm (foto del autor)

Fuente: www.lavanguardia.com